N E X O A B O G A D O S

Cargando

Ley de arriendo

La ley de arriendo rige para bienes raíces urbanos. No incluye a los terrenos superiores a una hectárea y que sean destinados o usados para actividades agrícolas, ganaderas o forestales.

No se aplica la ley de arriendo a los inmuebles fiscales, viviendas que se arriendan amobladas por temporadas no superior a tres meses para fines turísticos, ni a los hoteles o residenciales. No aplica a estacionamiento, ni rige para las viviendas que se arriendan con promesa de venta.

Escribir el contrato:

La legislación chilena no obliga a escribir el contrato. Sin embargo, es aconsejable que quede inscrito, para no generar conflictos y probar ante tribunales cualquier incumplimiento.  Existen contratos, temporales pactados mes a mes, contratos indefinidos es decir sin fecha de término y las condiciones de renovación.

Desahucio:

El desahucio consiste en que uno de los contratantes del arriendo comunica anticipadamente al otro su intención de poner fin al contrato. El plazo para el desahucio es de dos meses, plazo que se cuenta desde su notificación, y se aumentará en un mes por cada año completo que el arrendatario hubiera ocupado el inmueble. Dicho plazo más el aumento no podrá exceder, en total, de seis meses.

Si es un contrato por un plazo fijo no superior a un año, y el arrendador quiere terminarlo antes, sólo puede hacerlo judicialmente, mediante una demanda. El arrendatario tiene un plazo de 2 meses para abandonar el inmueble.

¿Puede el arrendatario subarrendar?

En los contratos de arriendo de inmuebles destinados a la habitación con plazo fijo superior a un año, se entenderá siempre implícita la facultad del arrendatario de subarrendar, salvo estipulación en contrario en el mismo contrato.

Los procedimientos se llevan ante los juzgados civiles o juzgados de letras de competencia común.