Ley 19.537: Copropiedad inmobiliaria y gastos comunes

Gastos comunes condominios

“La ley establece y regula un régimen especial de propiedad inmobiliaria, con el objetivo de establecer condominios por inmuebles divididos en unidades sobre las cuales se pueda constituir dominio exclusivo a favor de distintos propietarios.”

Los inmuebles que integran un condominio (y sobre los cuales es posible constituir dominio exclusivo) pueden ser viviendas, oficinas, locales comerciales, bodegas, estacionamientos, recintos industriales, sitios y otros.

En su artículo 2° plantea que para los efectos de esta ley se entenderá por:

– Gastos comunes ordinarios:

a) De administración: Los correspondientes a remuneraciones del personal de servicio, conserje y administrador, y los de previsión que procedan.

  1. b)De mantención: Los necesarios para el mantenimiento de los bienes de dominio común, tales como revisiones periódicas de orden técnico, aseo y lubricación de los servicios, maquinarias e instalaciones, reposición de luminarias, ampolletas, accesorios, equipos y útiles necesarios para la administración, mantención y aseo del condominio , y otros análogos.
  2. c) De reparación: Los que demande el arreglo de desperfectos o deterioros de los  bienes de dominio común o el reemplazo de artefactos, piezas o partes de éstos.
  3. d) De uso o consumo: Los correspondientes a los servicios colectivos de calefacción, agua potable, gas, energía eléctrica, teléfonos u otros de similar naturaleza.

– Gastos comunes extraordinarios: Los gastos adicionales o diferentes a los gastos comunes ordinarios y las sumas destinadas a nuevas obras comunes.

Sin embargo, el problema mas común  en sistemas de copropiedad inmobiliaria, es el no pago de gastos comunes, donde muchas veces los casos de morosidad incrementan, argumentando  ausencia durante meses en la comunidad, o que simplemente no ocupan los bienes y servicios como; ascensores, piscinas, estacionamientos etc. Y no les parecería adecuado pagar dichos gastos. Pero la ley es muy clara al respecto: todos deben cancelar los gastos comunes contribuyendo en la proporción que le corresponde (salvo que el reglamento de copropiedad establezca otra forma de contribución).

Así mismo, los gastos comunes deberán ser cancelados con la periodicidad y plazos que estipula el reglamento de copropiedad de su condominio. En caso de morosidad en el pago de tres o más cuotas continuas o discontinuas, se podrá suspender el servicio eléctrico previa autorización del comité de administración.

En cuanto a las multas

La ley fija una multa por concepto de deuda de gastos comunes, la cual se basa en la tasa de interés máximos convencional (TIMC) que actualmente rodea el 3%. Es decir, si una persona posee una deuda de $100.000 en gastos comunes la multa que se le aplicará por morosidad es de $3.000.

En el caso de que la administración del condominio, apliquen sanciones de entre el 5% al 50% del valor del gasto común, o de un monto fijo en UF,se estaría infringiendo la ley, por ende la persona no está obligada a pagar dicha multa, o en el caso de que haya pagado, podría demandar al comité de administración en el juzgado de policía local para que le restituyan lo pagado, o en su defecto, rebajen la multa al máximo estipulado por la legislación vigente.

Lo que sí puede hacer la administración de una comunidad, con el visto bueno del comité de administración correspondiente, es cortar el suministro eléctrico a los departamentos con tres meses de atraso.

¿Necesitas contratar un abogado experto en temas inmobiliarios? Haz click AQUÍ. En NexoAbogados.cl podrás encontrar al abogado que necesitas de forma rápida, simple y gratuita. Solo debes responder algunas preguntas para explicar brevemente tu caso y recibirás hasta 5 cotización de abogados interesados en ayudarte.