Preguntas para entender tu caso

Preguntas para contactarte

¿Cómo funciona?

Paso 1

Paso 1

Selecciona tu tipo de caso y contesta las preguntas que aparecerán a continuación.

Paso 2

Paso 2

Abogados interesados en tomar tu caso te contactarán vía email o teléfono.

Paso 3

Paso 3

Compara sus propuestas, antecedentes profesionales y precios, y elige al abogado que mejor se ajuste a tus requerimientos.


Te invitamos a leer los artículos que hemos redactado con el fin de ayudarte a resolver tus dudas:


¿A qué nos referimos con Litigio y Arbitrajes?

El arbitraje es una alternativa para resolver conflictos de intereses sin que sea necesario llegar a la jurisdicción habitual. Los árbitros pueden ser nombrados por las partes o por la autoridad judicial en ciertas materias, deben gozar de independencia y se encargarán de solucionar el litigio, además de pronunciar lo que se conoce como el laudo arbitral. Para esto, deberá actuar con equidad y respetar la legislación acordada por las partes o la autoridad judicial.

Existen tres tipos de árbitros: i) El árbitro de derecho, que falla con arreglo a la ley tanto en la tramitación como en el pronunciamiento de la sentencia definitiva; ii) El árbitro arbitrador, que fallará obedeciendo a lo que su prudencia y equidad le dictaren y no está obligado a guardar en sus procedimientos y en su fallo más de lo que las partes le hayan expresado; iii) Finalmente, el árbitro mixto, el cual en los casos que la ley lo permita, podrán concederse al árbitro de derecho facultades de arbitrador, en cuanto al procedimiento y a la dictación de sentencia definitiva.

El arbitraje se caracteriza entre otras cosas por su especialidad técnica en ciertas materias, lo cual puede otorgar mayor interés para las partes el sometimiento de la controversia cosa de ser revisado por un experto en la materia a diferencia de un juez de la justicia habitual el cual puede carecer de especialización.